26 de JulioLos Cinco cubanos antiterroristas presos en Estados Unidos mantienen vivo el espíritu de la gesta del Moncada como baluarte del sagrado principio del amor a la Patria.

En la historia de Cuba hay acontecimientos que marcan derroteros de singular trascendencia, entre ellos está el asalto al Cuartel Moncada en la oriental ciudad de Santiago de Cuba, el 26 de julio de 1953.

De esa proeza, catalogada por los historiadores como el comienzo de la rebeldía armada contra un régimen sustentado por Estados Unidos, se nutren hoy los que resguardan la seguridad del pueblo cubano.

La simiente germinó en Gerardo Hernández, Ramón Labañino, René González, Fernando González y Antonio Guerrero, quienes cumplen largas condenas en Estados Unidos por haber informado sobre planes terroristas contra su país organizados por la derecha anticubana radicada en Miami.

En la memoria de todo el pueblo cubano se guarda de manera especial el heroísmo de los jóvenes caídos en el asalto al Moncada y ese ejemplo trasciende, según los Cinco, como son conocidos en las campañas mundiales por su excarcelación.

El legado emancipador del Moncada está latente, y como expresó René González en un mensaje con motivo de esas efemérides, “cada estudiante y trabajador ha de ser un soldado, aplicando a su actividad toda su energía, su capacidad y su entusiasmo”.

Hoy, enfatizó René, “en el sueño de una humanidad sin oprobio, depositan en todos nosotros sus esperanzas, los desheredados del mundo”.

La epopeya constituyó el pequeño motor que puso en marcha la lucha libertadora que en cinco años, cinco meses y cinco días trajo para los cubanos una sociedad de justicia social e independencia, con el triunfo revolucionario del 1 de enero de 1959.

“La clarinada moral que representó el asalto al Moncada, el sentido ético y patriótico de aquel acto heroico, y el ejemplo victorioso de la Revolución que desencadenó, sustentan nuestra convicción en el triunfo de la verdad y el regreso a la Patria”, expresó Fernando.

Nuestro pueblo mineño ha sabido sobreponerse a las dificultades del momento y siempre se va a la lucha con el ejemplo y la guía de los moncadistas y de los Cinco héroes, convencidos siempre de que alcanzarán lo que se propongan.(Yoandis Broche Naranjo/Radio La Voz del Bayatabo- Minas)

Anuncios