conversaciones-eeuu-cubaRepresentantes de los gobiernos de Cuba y Estados Unidos iniciaron esta mañana la 28 ronda de conversaciones migratorias que transcurren a puertas cerradas en el Palacio de Convenciones de esta capital.
Durante los diálogos se evaluarán la marcha de los acuerdos migratorios y las acciones emprendidas por ambas partes para enfrentar la emigración ilegal y el tráfico de emigrantes, entre otros asuntos.       
La delegación cubana está presidida por Josefina Vidal Ferreiro, directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), y por la parte norteamericana, el subsecretario asistente del Buró para los Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Edward Alex Lee.
Durante la jornada de mañana jueves se realizarán conversaciones entre las delegaciones sobre el proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países y otros asuntos bilaterales, como ha informado el MINREX.
Roberta Jacobson, secretaria asistente de Estado para los Asuntos del Hemisferio Occidental,  estará al frente de la delegación estadounidense para las sesiones del 22 de enero. En esta reunión se abordarán los principios y pasos para el restablecimiento de relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas en ambos países.
En la tarde del propio día se analizarán temas como la ampliación de la cooperación para enfrentar epidemias, la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico y otros asuntos de mutuo interés y beneficio para las partes.
El pasado 16 de enero entraron en vigor las medidas anunciadas por el presidente Barack Obama que eliminan algunas restricciones al comercio y los viajes de ciertas categorías de estadounidenses a Cuba, que modifican la aplicación de algunos aspectos del bloqueo contra Cuba que sigue vigente.
Estas medidas constituyen solo un paso en el largo camino por recorrer para desmontar mu¬chos otros aspectos del bloqueo económico, co¬mercial y financiero, de EE.UU. hacia la Isla, mediante el uso de las prerrogativas ejecutivas del Presidente, y para que el Congreso de ese país ponga fin a esta política de más de 50 años.

Anuncios