cuba-ue-banderasRepresentantes de Cuba y los Estados Unidos se sentarán hoy a la mesa de conversaciones en Washington D.C., para dialogar por primera vez sobre derechos humanos, tema sobre el que han asegurado, tienen profundas diferencias.
En declaraciones a la prensa, Anayansi Rodríguez Camejo, representante permanente de la Isla ante los organismos de Naciones Unidas en Ginebra aseguró en la capital estadounidense que pese a las diferencias entre los dos gobiernos respecto al tema de los sistemas políticos, democracia, derechos humanos, del respeto al Derecho Internacional, esperan sostener un diálogo alejado de cualquier condicionamiento e injerencia en los asuntos internos.
Venimos con la convicción de que es posible tener un diálogo civilizado sobre cualquier tema, incluido los derechos humanos, siempre apegados al principio de la igualdad soberana de los Estados, aseguró la diplomática.
Por su parte, Pedro Luis Pedroso, subdirector general de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional de la cancillería cubana, quien además preside la delegación de la Isla a las conversaciones, apuntó la semana pasada que la parte cubana espera un escenario constructivo sobre bases recíprocas y sin condicionamientos.
En ese contexto, Cuba hablará de sus logros en materia de DD.HH., como lo patentizó en el último ejercicio de examen periódico del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.
Sobre este tema, Anayansi Rodríguez dijo que entre las posibles cuestiones a tratar está la importancia del mecanismo del Examen Periódico Universal, un instrumento no discriminatorio, ante el compromiso de ambos países con los mecanismos de cooperación global en el ámbito de los derechos humanos, detalló.
“Tenemos metas que alcanzar, como todas las naciones, pero expondremos el reconocimiento de la comunidad internacional a los importantes logros de Cuba en las esferas de la educación, la salud, el acceso a los derechos culturales y también la contribución de la Isla al desarrollo de muchos otros países del mundo donde hemos estado presentes con la cooperación”, subrayó Pedroso.
Como se ha reiterado, la delegación cubana planteará de igual forma las preocupaciones sobre los derechos humanos en los Estados Unidos y otros lugares donde ese país tiene incidencia.
Por la parte estadounidense preside la representación, el subsecretario adjunto para la Democracia, los Derechos Humanos y Trabajo del Departamento de Estado, Thomas Malinowski.
El desarrollo de la reunión bilateral sobre derechos humanos responde a una propuesta de Cuba, planteada en julio de 2014, reiterada en enero de 2015 y aceptada por las autoridades estadounidenses.
Según declaraciones de La Habana y Washington, los encuentros celebrados desde enero pasado sobre diversos temas, se han desarrollado en un escenario de respeto y profesionalidad.
Estas conversaciones forman parte de los diálogos entre ambos gobiernos, luego de la decisión política de restablecer relaciones diplomáticas, anunciada por los presidentes Raúl Castro y Barack Obama el pasado 17 de diciembre.
Paralelo al proceso de reanudar los nexos diplomáticos, interrumpidos por más de cinco décadas, las partes han conversado, o prevén hacerlo, acerca de la aviación, tecnologías de la información, comunicaciones, migración legal y ordenada, correo postal, áreas marinas protegidas e hidrografía.
Muestra de lo anterior es la visita de tres días la semana pasada de una delegación estadounidense encabezada por el embajador Daniel Sepúlveda, subsecretario adjunto de Estado y coordinador para la Política Internacional de las Comunicaciones y la Información, que intercambió sobre el alcance de las nuevas regulaciones emitidas por Washington para implementar las modificaciones a la aplicación del bloqueo en materia de telecomunicaciones y las restricciones que aún se mantienen en vigor.

Tomado de AIN

Anuncios