guantanamoEn un nuevo y duro informe la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) acusa a Estados Unidos de múltiples violaciones que estaría cometiendo contra los detenidos en la Base Naval de Guantánamo, y  pide liberar de inmediato a todos los que no han sido acusados o juzgados.

El reporte -titulado “Hacia el Cierre de Guantánamo”-, cuenta con 100 páginas e incluye referencias del propio presidente norteamericano Barack Obama, en las cuales sostiene que la cárcel nunca debió existir y que se ha convertido en un “símbolo de un país que menosprecia el Estado de Derecho”.

De acuerdo con la CIDH, desde su apertura en 2002 a la fecha por el centro han pasado unas 779 personas, de las cuales 116 aún permanecen allí.

De ellas, dice el órgano hemisférico, 22 eran niños o adolescentes, 9 han muerto bajo arresto, 23 trataron de suicidarse y a 8 se les juzgó en tribunales militares que fueron creados por EE.UU. con ese fin.

Agrega que el 93 por ciento de los casos no fueron capturados en combate, sino entregados o vendidos a Washington tras el pago de una recompensa.

Subraya que en 13 años, Washington ha infligido al menos 6 graves violaciones a los derechos humanos: detención indefinida, tortura y otros tratos crueles y degradantes, falta de acceso a protección judicial, ausencia del debido proceso, falta de una defensa adecuada, y régimen discriminatorio.

En primer lugar, asevera la entidad, la detención indefinida de personas en Guantánamo sin aplicar el debido proceso constituye una contravención del  derecho internacional, que no puede justificarse por motivos de seguridad pública.

“Las razones de seguridad pública no pueden servir como pretexto para la detención indefinida de personas sin presentar cargos en su contra. Cuando estas medidas de seguridad se extienden más allá de un plazo razonable, se convierten en graves violaciones del derecho a la libertad personal”, dice el texto.

En el segmento sobre torturas, la CIDH precisa que el gobierno estadounidense autorizó el uso de “técnicas de interrogatorio reforzadas”, las cuales incluían confinamiento estrecho, la técnica de pared, posiciones de estrés, privación del sueño, “submarino”, privación sensorial, golpizas brutales, descargas eléctricas, hipotermia inducida, submarino seco”, y alimentación forzada, entre otros.

También se afirma que la Casa Blanca maneja en Guantánamo un régimen discriminatorio, pues ideó un método designado para detener y juzgar solo a hombres musulmanes extranjeros “lo cual genera la apariencia de estar dirigido a ciertas personas en razón de su nacionalidad, etnia y religión”.

Ante ese estado de cosas, recomienda la liberación de los detenidos que aún no han sido acusados o judicializados, y solicita trasladar a territorio continental a los prisioneros que están en proceso para que sean llevados a cortes federales.

Concluye que se debe investigar todas las denuncias sobre abusos y torturas cometidos en la cárcel, y castigar a los responsables, con la garantía de una reparación efectiva para las víctimas.

Tomado de Portal de la Radio Cubana

Anuncios