f0042073Un nuevo curso escolar inicia mañana en todas las aulas de Cuba, a las cuales arribarán casi dos millones de estudiantes de la enseñanza general y superior, y donde el principal objetivo a alcanzar por los docentes continúa siendo lograr una mayor calidad en todos los procesos educativos y la formación integral de los alumnos, no solo en el dominio del conocimiento, sino además en la adquisición de las herramientas para comprender el mundo en que vive, y ser un ciudadano cívico y ético, capaz de transformar su realidad.

En recientes declaraciones a la prensa de directivos de los ministerios de Educación (Mined) y Educación Superior (MES), se conoció que están listas las instalaciones educacionales y la base material de estudio y de vida para el presente periodo lectivo, en el cual aumentan las matrículas de preuniversitario, enseñanza técnico-profesional y formación de personal docente y adultos, mientras decrecen las de las enseñanzas primaria y secundaria básica. En tanto, y para beneplácito de las madres trabajadoras, incrementan en más de 2 700 las plazas de los círculos infantiles.

Aunque en materia de infraestructura tecnológica y de edificaciones educativas queda aún mucho trabajo por hacer, el Mined destinó 17,5 millones de dólares a la importación de materiales escolares, como lápices de escribir y de colores, acuarelas, cuadernos de colores y de dibujo, entre otros, así como priorizó el mantenimiento constructivo realizado hasta el momento a 2 584 centros, más de los 1 831 previstos.

Entre las acciones realizadas, se acondicionaron los locales para la instalación de los 153 módulos de laboratorios de Física, Química y Biología en las secundarias básicas, los cuales cubrirán el 89 % de las secundarias, que serán completados al 100 % de los centros en el 2016.

En tanto, el Ministerio de Educación Su­pe­rior ejecutó 20 millones de pesos en el mantenimiento de algunas de sus instalaciones, sobre todo en acciones de carpintería, impermeabilización de cubiertas, pintura y mejoras en la electricidad.

Como elementos positivos en este inicio de curso destacan en la educación general una favorable situación con el mobiliario, así como con el equipamiento para la cocción y la refrigeración de alimentos en las escuelas. Asimismo, en la educación superior se produce un salto positivo en los medios de computación, la conectividad de las instituciones, y el aumento en la preparación del claustro de profesores.

En relación con el proceso de integración de los centros de enseñanza superior, a partir de mañana solo quedarán por sumarse los centros de la capital, si tenemos en cuenta que las provincias de Pinar del Río, Villa Clara, Las Tunas, Granma, Holguín y Santiago de Cuba ya se encuentran listas para poner en práctica la experiencia, según declaraciones de los rectores de dichos centros, en reciente Consejo de Dirección del organismo.

Por otro lado, más de 3 000 estudiantes de cuarto y quinto año de carreras universitarias apoyarán la docencia en la enseñanza general, compromiso ratificado por los participantes en el reciente Consejo Nacional de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), lo cual coadyuvará en la aún deficitaria cobertura docente, beneficiada además por los más de 8 300 graduados de nivel medio y superior de los centros pedagógicos. No obstante, es mantenida la crítica situación de La Habana y Matanzas, que será paliada con contigentes de maestros provenientes de otros territorios.

Como prioridades en la educación se mantienen en este curso la enseñanza de la Historia de Cuba y de la lengua materna, así como el dominio del idioma inglés y la superación constante de los docentes, elementos que terminarán influyendo en la necesaria formación integral de los estudiantes.

Tomado de Granma

Anuncios