cdrPor Igdeliza Olivera Planas.

Desde el pasado primero de junio comenzó oficialmente en Cuba la temporada ciclónica, peligroso período que se extiende hasta el 30 de noviembre y Minas trabaja en la práctica tanto de ejercicios como de limpieza.

En el transcurso de estos seis meses en nuestro municipio cada consejo popular así como entidades implementan varias medidas previstas en aras de prevenir las consecuencias de los desastres naturales en el territorio. La  poda de árboles está entre ellas, además de velar por  el mantenimiento y la limpieza de ríos y arroyos, entre otras medidas.

Pero ante estas circunstancias las labores incluidas en la denominada etapa preventiva constituyen una garantía  para hacer al municipio menos vulnerable ante cualquier fenómeno de esta índole que pueda afectar.

Es importante destacar el trabajo constante que llevan acabo los cederistas del CDR número 4 del Reparto Militar quienes contribuyen a mantener libres  de escombros, basura y otros desechos sólidos todas las calles y con ello evitar la tupición de tragantes y otros desagües en la cuadra.

Inmersos ya en la temporada ciclónica que termina el 30 de noviembre, resulta de vital importancia extremar las acciones destinadas a proteger, en primer lugar a la población, así como los bienes y objetivos económicos ante la posibilidad del embate de cualquier fenómeno atmosférico, y cumplir con la disciplina y las orientaciones del Consejo de Defensa en cada lugar del territorio.

Anuncios