pediatrico-de-camagueyEn el año que concluye tuvieron  lugar diversas acciones de reparación y de mantenimiento de un grupo de instituciones de la atención primaria de Salud, en hogares de ancianos y casa de abuelos, que impactan de manera positiva en servicios cualitativamente superiores.

Por su calidad constructiva, destaca la obra civil del servicio de Nefrología del hospital pediátrico provincial “Eduardo Agramonte Piña”, y se continúa trabajando en la reconstrucción total del edificio, de valor patrimonial.

Con 330 camas, ese centro asistencial atiende, además de los de este territorio, a niños de Ciego de Ávila y Las Tunas, y de otras provincias en algunas especialidades, como Neurocirugía, Oncología, Cirugía Neonatal y Ortopedia.

También se trabaja en la segunda etapa de reparación capital del hospital clínico quirúrgico “Amalia Simoni”, y se realizan acciones de mantenimiento en el psiquiátrico “René Vallejo”, ambos en la capital provincial.

En el año 2015 se materializó un colosal esfuerzo, en consonancia con la voluntad política de  acercar las especialidades médicas a la comunidad y ofrecer un servicio de excelencia.

Ejemplo cardinal en esos cambios son los policlínicos, donde se realizan cuantiosas inversiones, a pesar del recrudecimiento del bloqueo económico de Estados Unidos contra la Isla.

Mediante el sistema del Médico y la Enfermera de la Familia se logra una cobertura médica satisfactoria en el sistema de atención primaria, en los consultorios y puntos de urgencias, amén de cuestiones  que en el orden organizativo son perfectibles

Como parte del programa de la Revolución para perfeccionar ese sector, iniciado en el año 2000, en esos centros sanitarios prestan sus servicios las salas de Fisioterapia.

De forma paulatina se incorporan consultas de Oftalmología, Optometría, Rayos X, Rehabilitación, Ultrasonido diagnóstico, Endoscopía y Urgencias cardiovasculares, entre otros, para lo cual se pusieron en práctica cursos de capacitación.

Cabe destacar la puesta en funcionamiento de  nuevos servicios de hemodiálisis y  ópticas. También áreas de Terapia Intensiva en los municipios que, por carecer de hospitales quirúrgicos no disponían de este recurso médico, mediante el cual se han salvado miles de personas, fundamentalmente infartados.

El territorio agramontino exhibe hoy una de las tasas de mortalidad infantil, más bajas de su historia,  resultado del esfuerzo del personal que está vinculado al programa materno infantil.

Ahora es precios darle un óptimo aprovechamiento a las instalaciones remozadas y dar respuesta a las demandas de la población  que las visita en busca de alivio a sus padecimientos y que mucho valora el buen trato, la entrega y profesionalidad de los trabajadores de la Salud.

Tomado de Radio Cadena Agramonte

 

Anuncios