Las avionetas se utilizan como medios de fumigación para combatir al dengue. (Tony Hernández Mena / ACN)

Las avionetas se utilizan como medios de fumigación para combatir al dengue. (Tony Hernández Mena / ACN)

La región de las Américas enfrenta la epidemia del dengue con más de dos millones de casos, el cólera, fundamentalmente en Haití y República Dominicana y el virus del chikungunya en 32 naciones de este continente.

Recientemente se han reportado casos por infección del virus Zika, extendido a nueve países de nuestra región, con graves consecuencias para la salud, sobre todo para la población materno infantil, debido al número de malformaciones congénitas que produce.

La alerta la emitió el doctor José Ángel Portal Miranda, viceministro primero del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) durante las sesiones de la Comisión de Salud y Deporte del Parlamento Cubano, en los últimos días de este diciembre, al insistir en que la aparición de enfermedades transmisibles emergentes y reemergentes y su permanente riesgo de introducción al país exigen un esfuerzo constante de control epidemiológico en todo el territorio nacional.

“En Cuba mantenemos la eliminación de 12 enfermedades infecciosas, de las cuales seis no constituyen un problema de salud al presentar tasas inferiores a 0,1 por 100 000 habitantes. Alrededor de 29 enfermedades infectocontagiosas están bajo control, y es un logro sostener el 95 % de cobertura de inmunizaciones en todos los grupos de población.

”Registramos una disminución de las atenciones médicas por enfermedades diarreicas agudas, localizadas principalmente en el occidente y centro del país. En el año 2014 habían disminuido un 25,6 % respecto al 2013 y este año se reporta una disminución de un 13,5 % en comparación con igual periodo del año anterior”.

Sin embargo, es menester extremar las medidas de vigilancia en Cuba, sobre todo por su ubicación geográfica, las altas temperaturas imperantes, los riesgos ambientales provocados sobre todo por inadecuados hábitos higiénicos a nivel individual y social y el deficiente servicio de saneamiento básico, principalmente en la recogida y disposición final de residuales líquidos y sólidos. A ello se le suma el prolongado período de sequía que afecta el suministro estable de agua, el cual se ha paralizado, según Portal Miranda, en 86 acueductos, de ellos 30 por fuente agotada, lo que conlleva a que las personas acudan a fuentes alternativas del líquido sin la calidad requerida.

El vicetitular del ramo apuntó que el cólera continúa siendo un problema epidemiológico, sobre todo en el oriente del país, a pesar de que se registró su reducción en un 61,1 % con relación al 2014. En ese sentido, se garantizará la estabilidad en las ventas de hipoclorito en las farmacias, así como la cloración adecuada del agua de consumo en redes y fuentes de abasto.

La situación del dengue ha estado más complicada que en 2014 pues, según el viceministro primero se han detectado 128 957 focos en el país, lo que representa un aumento del 14, 3 % con respecto al pasado año. Y la causa sigue siendo el depósito para almacenar agua dentro de las viviendas, sin contar con las medidas necesarias de protección

“El problema del dengue es del Sistema de Salud Cubano y requiere la acción conjunta de la sociedad. Debemos mantener a su agente transmisor en los niveles de seguridad establecidos, y para ello desde el médico y la enfermera de la familia hasta cada uno de los habitantes del país debe tomar conciencia de la efectividad de la campaña antivectorial y favorecerla”.

Igualmente hizo un llamado para aumentar la percepción de riesgo de nuestra población, confiada en exceso en la seguridad que ofrece el sistema de salud pública nacional.

Tomado de Cubahora

Anuncios