383-vacunasEl diseño para la producción de una vacuna destinada al control del piojo del salmón fue una de las 15 investigaciones científicas o innovaciones tecnológicas de la provincia de Camagüey en 2015 que resultaron premiadas este miércoles.

Aunque en el país no se desarrolla la salmonicultura, la obtención a escala productiva del antígeno por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de Camagüey se dirige a la exportación, según declaró su autor Carlos Pérez Heredia.

Probado en Noruega y en Chile en sitios especializados en la cría y engorde del salmón por vías artificiales, y en Cuba a nivel de laboratorio, ese resultado de las ciencias es en este momento un proyecto en negociación para apenas sea firme un acuerdo emprender la producción de la vacuna.

El piojo del salmón, ectoparásito que lesiona la piel del pez y lo lleva a la muerte, ocasiona en la salmonicultura europea pérdidas anuales del orden de los 300 millones de euros y el antígeno cubano evita el empleo de compuestos químicos para control la plaga.

Otorgado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medioambiente (CITMA), el Premio 2015 lo recibieron, además,  autores de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte (11), del Instituto de Ciencias Médicas Carlos J. Finlay, y de los centros Integrado de Tecnologías del Agua y  de Investigaciones Medioambientales (CIMAC).

En nombre de los premiados, Rebeca González López del Castillo, del CIMAC, dijo en el acto de reconocimiento que los resultados de las investigaciones científicas e innovaciones tecnológicas de 2015 dan respuesta a problemas de la sociedad o la economía cubanas.

Ratificó el criterio de los homenajeados de que su labor jamás se separará del pueblo y de la Revolución.

Tomado de Radio Cadena Agramonte

Anuncios