Acuicultura-CamagüeyDirectivos de Cuba y la Unión Europea (UE) consideran satisfactorios los resultados del proyecto acuícola que ejecuta aquí el Instituto de Educación del Agua de Holanda y la Unesco (Unesco-IHE), cuyo principal propósito de ahorrar importaciones de alimentos.

En el centro El Dique, del municipio Cotorro, en La Habana, se ejecuta el programa de cooperación, con un financiamiento de un millón de euros (un 25 por ciento aportado por ese Instituto y el resto a cargo de la UE), y permitió que se obtuvieran por primera vez en el país producciones de claria con pienso nacional.

Está dirigido fundamentalmente al ahorro de recursos, producciones más limpias y el adiestramiento de personal, aseguró Héctor García, especialista del Unesco-IHE, responsable por esa parte de la ejecución del proyecto.

El profesor Damir Brdjanovic, jefe de Inversiones e Ingeniería de Tecnología del Agua de esa entidad, destacó los resultados positivos obtenidos a escala demostrativa mediante esta cooperación.

Por su parte, el director nacional de Acuicultura, Nelson Pérez, significó la importancia del proyecto, el cual podrá en un futuro replicarse al resto de las empresas del país.

Señaló que hoy la acuicultura cubana se encuentra en un buen momento, pues en 2015 se alcanzaron 27 mil 549 toneladas de pescado por esa vía, la mayor cifra de toda la historia de esta esfera en el país, y la cual también obtuvo un récord ese año en la camaronicultura.

Esta cooperación de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y el instituto holandés, comprende dos sectores clave: la alimentación y la adaptación al cambio climático, resaltó la gestora de proyectos de Agricultura Sostenible y Seguridad Alimentaria de la Delegación de la UE en Cuba, Virginie Coustet.

La UE coopera con esta isla en diferentes sectores prioritarios, y la colaboración de 2014-2020, que asciende a un monto de 50 millones de euros, comprende seguridad alimentaria, agricultura sostenible y cambio climático.

El Dique es un centro de capacitación de investigación y producción, perteneciente a la Empresa de Desarrollo de Tecnología Acuícola de este país.

Asistieron, además, a la prueba demostrativa, el representante de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, Theodor Friedrich, el embajador del Reino de los Países Bajos, Norbert W.M. Braakhuis, y otros directivos de la acuicultura.

Anuncios