combinada_cañeraMuchas son las variantes a aplicar por los azucareros camagüeyanos con el fin de mejorar la situación actual de la zafra, lastrada por las bajas e intermitentes moliendas, según el más reciente análisis de ese frente económico.

En la cita, que contó con la presencia de las principales autoridades partidistas y gubernamentales de la provincia, sus homólogos municipales y directivos  azucareros de Camagüey, se precisó que desde hace unas jornadas el déficit del crudo, según el programa de la campaña,  va a  la cuenta de la caña dejada de moler, y no a los problemas de rendimiento ocasionados por la alta humedad en las áreas abastecedoras, que ya evidencian condiciones de oreo propicias para la recolección, mecanizada aquí en más del 99 %.

A excepción del “Siboney”, en los demás ingenios camagüeyanos  las faenas de molienda quedan por debajo de las posibilidades reales de la industria y la disponibilidad de recursos para el corte, el alza y la transportación de la caña, lo cual refleja insuficiencias de organización y exigencia.

A propósito de ello, el primer secretario el Partido Comunista de Cuba (PCC) en la provincia, Jorge Luis Tapia Fonseca, requirió una más ágil acción, en la que debe primar el temprano inicio de la cosecha y la extensión de la jornada hasta horas de la noche, de forma escalonada, con el fin de preservar la salud del hombre.

Se recomendó, como hacen los cosecheros  del “Siboney” en Sibanicú,  comenzar el mantenimiento de una de las máquinas del pelotón en horas de la tarde, para que amanezca en plena disposición, en tanto la que cortó hasta altas horas de la noche recibe esos beneficios temprano en la mañana

Similares desempeños fueron demandados para la preparación de tierra y la siembra de caña en cada unidad productora, por lo que significa para el futuro azucarero del territorio.

Tal proceder adquiere relevancia especial para los trabajadores de los centrales “Panamá”, en Vertientes, e “Ignacio Agramonte”, de Florida, con sus maquinarias industriales detenidas desde hace varios años, por no contar con la materia prima necesaria para la realización de zafra acorde con sus potencialidades fabriles.

En esos lugares están desplegadas fuerzas y medios dedicados al alistamiento de unas 10 mil hectáreas de tierra con vistas a dejar las plantadas de caña durante el actual año, lo que supondrá, junto a la paulatina reanimación de las plantaciones, seguridad y solvencia económica para los cañeros locales.

Tomado de Radio Cadena Agramonte

Anuncios