cruz_roja_cubanaEl merecido reconocimientos a veteranos y voluntarios destacados, debates temáticos y exposición de medios y recursos forman parte del programa con el que la Cruz Roja aquí, conmemora el 107 aniversario de la fundación en Cuba de esta organización internacional.

La Sociedad Cubana de la Cruz Roja, reconocida por el Estado Cubano como una Sociedad de Socorro auxiliar de los poderes públicos, fue fundada en nuestro país por el médico Dr. Diego Tamayo y Figueredo el 10 de marzo de 1909 y ese mismo año fue reconocida por el Comité Internacional de la Cruz Roja; diez años más tarde por la Liga de Sociedades Nacionales, hoy Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

Su acción se orienta hacia el bienestar del hombre y hacia el servicio de la comunidad, inspirándose en los principios de Humanidad, Neutralidad, Independencia, carácter Voluntario, Unidad y Universalidad.

La Cruz Roja Cubana cuenta con una Sede Nacional y más de 14 Delegaciones Provinciales, 169 Delegaciones Municipales y más de 37 000 voluntarios abarcando todo el territorio nacional.

Esta organización en Camagüey, dirigida por su Secretario General Dr. Vicente Roque Álvarez, ha ocupado un destacado lugar en el país no solo por las acciones en que se ha visto comprometida, sino también por la profesionalidad y preparación de sus miembros , por ello el programa preparado para esta jornada, que se extiende del 1 al 10 de marzo, incorpora entre sus principales actividades encuentros con Círculos de Interés, voluntarios y Cruz Roja Juvenil, Debates del Círculo de Interés Cruz Roja del Palacio de Pioneros y de la escuela América Latina, así como matutinos y reuniones de consejos en varios de los municipios camagüeyanos.

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja se esfuerza, bajo su aspecto internacional y nacional a la protección de la vida y la salud, así como hacer respetar a la persona humana.

Este es un movimiento independiente, auxiliar de los poderes públicos en sus actividades humanitarias y sometidas a las leyes que rigen los países respectivos, sin embargo conserva una autonomía que les permita actuar siempre de acuerdo con los principios del Movimiento.

En cada país solo puede existir una sociedad de la Cruz Roja o de la Media Luna Roja, que debe ser accesible a todos y extender su acción humanitaria a la totalidad del territorio, en cuyo seno todas las Sociedades tiene los mismos derechos y el deber de ayudarse mutuamente, es universal.

Tomado de Adelante

Anuncios