fidel-raul-congreso-pccA nuestros hermanos de América Latina  y del mundo debemos trasmitirles que el pueblo cubano vencerá, aseguró el líder de la Revolución Fidel Castro Ruz, en una intervención especial en la clausura del 7mo. Congreso del Partido, que sesionó durante cuatro días en el Palacio de Convenciones de La Habana.

“Los felicito a todos y en primer lugar al compañero Raúl Castro por su magnífico esfuerzo”, indicó Fidel, cuya presencia en el plenario suscitó prolongados aplausos de parte de los casi mil delegados y 280 invitados asistentes.

Consideró que los delegados escogidos por el propio pueblo que en ellos delegó su autoridad, “es el honor más grande que han recibido en la vida. A esto se suma el privilegio de ser revolucionarios”.

¿Por qué me hice socialista? Más claramente, ¿por qué me convertí en comunista?, preguntó, y explicó cómo adquirió su ideología, sin preceptor que le ayudara en el estudio del marxismo leninismo, y enfatizó que no deberán transcurrir otros 70 años para que ocurra un acontecimiento como la revolución rusa, para que la humanidad tenga otro ejemplo de una grandiosa revolución social que significó un enorme paso en la lucha contra el colonialismo y su inseparable compañero, el imperialismo.

Sin embargo, alertó que el peligro mayor que hoy se cierne sobre la tierra deriva del poder destructivo del armamento moderno, porque podría socavar la paz del planeta y hacer imposible la vida humana sobre la superficie terrestre.

Las futuras generaciones –reflexionó- conocerán mucho más que nosotros,  aunque primero tendrán que resolver un gran problema: cómo alimentar a los miles de millones de seres humanos cuyas realidades chocarían contra los límites de recursos naturales que necesitan.

“Ojalá muchos seres humanos  nos preocupemos por estas realidades y no sigamos como en los tiempos de Adán y Eva comiendo manzanas prohibidas”, acotó, y mostró preocupación por quién va a alimentar a los pueblos sin tecnología a su alcance, ni lluvias, ni embalses, ni depósitos subterráneos. Hay que martillar constantemente sobre estos temas, subrayó.

El líder de la Revolución recordó que pronto cumplirá  90 años y que “a todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos, como prueba de que en este planeta, si se trabaja con fervor y dignidad, se pueden producir los bienes materiales y culturales que los seres humanos necesitan,  y debemos luchar sin tregua para obtenerlos”.

“Emprenderemos la marcha y perfeccionaremos lo que debemos perfeccionar, con lealtad meridiana y la fuerza unida, como Martí, Maceo y Gómez, en marcha indetenible”, concluyó.

Tomado de AIN