56799-fotografia-mEl presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó que tras una primera etapa, la de salvar vidas, los trabajos de asistencia deben pasar a la de albergar a los damnificados del terremoto que azotó violentamente el país el pasado sábado y que este miércoles registró dos fuertes réplicas de una magnitud de 6,2 grados.

El mandatario calificó como una durísima prueba para Ecuador y una tragedia terrible el peor desastre en los últimos 70 años que, según el más reciente reporte de las autoridades, dejó 553 muertos, 4 605 heridos y 107 desaparecidos, afirmó ANSA.

Con nuestras lágrimas levantaremos las construcciones que habrá que derribar y las que cayeron, una tarea —dijo— que va a tomar años. El estimado inicial cifró los daños en 3 000 millones de dólares, pero hasta dentro de seis semanas no se tendrán cifras definitivas, afirmó el mandatario desde el Palacio de Gobierno.

Señaló que el ejecutivo dispone de una línea de contingencia a corto plazo de 600 millones de dólares para atender las primeras labores de reconstrucción, y ante la magnitud de la tragedia propuso a las naciones vecinas crear «una secretaría de riesgos sudamericana» para atender de manera coordinada desastres como estos.

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), organismo que conformaría el mecanismo propuesto, tenía previsto celebrar una cumbre este sábado en su sede en las afueras de Quito, en la que Uruguay le pasará la presidencia pro témpore a Venezuela, pero debido a la emergencia fue suspendida.

El mandatario habló a la prensa tras recorrer, desde el domingo, las zonas afectadas y agradeció «la impresionante» ayuda exterior de países como Colombia, Cuba, Venezuela, España, Estados Unidos, Perú, México o Bolivia.

Según Notimex, la Fiscalía General del Estado —entidad que se encarga del registro legal de víctimas— informó en su página web que de los 553 fallecidos, 449 ya han sido identificados y sus cuerpos entregados a sus familiares, mientras que cuatro permanecen en calidad de desconocidos.

La dependencia informó además que se han registrado 1 116 edificaciones destruidas, 608 construcciones y 281 escuelas afectadas.

Por su parte, el Instituto Geofísico Nacional reportó que en la madrugada de este miércoles se registraron dos sismos réplicas de 6,1 y 6,3 grados en la escala de Richter, con epicentro en Punta Galeras, en el norte del país.

Desde que ocurrió la catástrofe hasta este miércoles se han reportado más de 500 réplicas, explicaron las autoridades sismológicas; sin embargo, descartaron que se pueda repetir un evento tan intenso como el del pasado fin de semana.

Honran a médicos cubanos fallecidos

En tanto, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador expresó su solidaridad con las familias de los tres médicos cubanos fallecidos en el terremoto. De acuerdo con el cónsul cubano en Ecuador, Julián Cala, se dieron todos los pasos correspondientes para embalsamar los cuerpos y que se cumpla con las medidas sanitarias adecuadas para su traslado aéreo hasta Cuba, dijo PL.

El funcionario resaltó la labor profesional de los médicos y tanatólogos ecuatorianos, y agradeció al Gobierno y a la Cancillería, por el apoyo para la agilización de los trámites con vista a la repatriación.

Cubanos, ecuatorianos y miembros del cuerpo diplomático rindieron homenaje póstumo a Bárbara de la Caridad Cruz, Leonardo Ortiz y Eric Omar Pérez. A ellos los recordaremos siempre como miembros del glorioso ejército de las batas blancas creado en su momento por nuestro Comandante en Jefe, Fidel Castro, expresó María Isabel Martínez, jefa de la brigada de profesionales de la salud en Ecuador.

Tomado de Juventud Rebelde

Anuncios