SAMSUNG CAMERA PICTURES

El 19 de mayo se celebra en muchos países el Día Mundial de la donación de leche materna. En Camagüey, como en toda Cuba, se desarrolla una jornada dedicada a promover la importancia de la lactancia materna para el crecimiento y desarrollo saludable de los recién nacidos.

A propósito de la fecha, este miércoles tuvo lugar una donación masiva de leche materna en el hospital ginecobstétrico “Ana Betancourt de Mora”, de esta ciudad.

La institución cuenta con un banco de leche materna, octavo del país, creado en agosto de 2015, y que después de varios meses de entrenamiento, comenzó a prestar servicios el 1ro de enero del 2016.

Yanelis Mejías Colina, madre de una niña beneficiada con el alimento donado por otras gestantes explicó:

“Tengo algunos conductos obstruidos y no he podido amamantar a mi bebé a plenitud, por eso, además de que me ayudan a hacerme la extracción, me han ayudado a alimentar a la niña, y eso es un acto de amor, que una persona te dé algo tan íntimo y personal para tu hija; si pudiera yo también donaría leche.”

El doctor Rafael Hidalgo, jefe del servicio de neonatología del hospital materno camagüeyano, comentó que cuando iniciaron el trabajo, la primera recolección fue de un litro de leche. A cuatro meses de haber comenzado, esa cantidad ha sido quintuplicada.

“Muchos niños necesitan más que otros la leche materna, porque nacen muy prematuros, porque tienen que ser intervenidos quirúrgicamente en los primeros días de vida, y a veces sus madres no tienen la leche suficiente, por eso se crean los bancos de leche, para apoyar el crecimiento y la sobrevivencia de esos recién nacidos. Sin embargo, aquí en el hospital, solo podemos recolectar el producto de los primeros días, o sea, el calostro; necesitamos que las madres se sensibilicen y donen leche en otros estadios: intermedia o madura.”

En este sentido, el centro ha impulsado la creación de varios puntos de recolección, uno en el hospital pediátrico “Eduardo Agramonte Piña” y otro que recién comienza en el policlínico “Tula Aguilera”, donde apenas se dan los primeros pasos para recolectar la leche que las madres de la comunidad puedan donar y trasladarla hasta la maternidad.

Por su parte, Giselle Ramos Almenares dio a luz hace más de dos meses y aún permanece hospitalizada junto a su pequeña, la cual recibió leche materna donada por otras madres, beneficio que agradece por lo que representa para la salud de ambas.

“Mi niña nació muy prematura, y yo no podía alimentarla. Doy gracias a que existe este banco de leche; gracias a él, mi bebé sobrevivió y ya está aumentando de peso. Pronto nos iremos a casa.”

Hasta el momento, unos 50 niños camagüeyanos se han beneficiado con la leche materna que se recolecta y pasteuriza en el banco “Donando por un sueño”, sin dudas un acto de voluntad y amor que muchos otros necesitan. (Tomado de Radio Cadena Agramonte)