5484-rompiendo-bloqueoEl primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Miguel Díaz-Canel, destacó aquí que las leyes que sustentan el bloqueo de Estados Unidos contra la isla siguen vigentes.

Interrogado sobre el tema por medios de prensa tras recorrer la línea de producción de la Fábrica de Vehículos de Minsk, aclaró que a pesar de la reciente visita del presidente Barack Obama a La Habana, esa política sigue intacta.

Tal realidad confirma que lo más importante en el proceso de normalización de las relaciones entre ambas partes aún queda por resolverse, y opinó que el fin del bloqueo y la devolución del territorio ocupado por la base militar de Guantánamo contra la voluntad de los cubanos será un proceso largo.

Aclaró que la política de principios mantenida por Cuba le permite asegurar que si un día el bloqueo desaparece, La Habana nunca abandonará a los países amigos con los que siempre ha mantenido buenos nexos, entre los cuales resalta Belarús.

En este contexto del proceso de normalización de las relaciones con Estados Unidos, queremos reafirmar que seguiremos siendo fieles a nuestra relación de amistad con este país centroeuropeo, lo cual deseamos consolidar y reforzar en toda su dimensión, recalcó.

Al referirse a la presencia de tecnología belarusa en Cuba, explicó Díaz-Canel que está presente en varios sectores de la economía de la isla.

Tenemos una importante flota de ómnibus de Belarús, que brinda servicios en el transporte urbano, comentó.

Otros medios técnicos como camiones, remolques y semirremolques, señaló, están presentes en programas de desarrollo agropecuario, industrial, la construcción y posiblemente algunos en la minería.

Se trata de una tecnología muy fuerte, muy resistente y que ha dado mucho resultado en nuestro país, expresó.

Díaz-Canel dijo a los periodistas que en estos últimos años se fortalecieron más los lazos amistosos que calificó de históricos entre los gobiernos y pueblos de Cuba y Belarús.

Informó que existen varios programas de cooperación entre los dos países, y uno de los más importantes tiene que ver precisamente con la producción de la Fábrica de Vehículos de Minsk, el desarrollo del transporte.

Con el apoyo de este tipo de tecnología Cuba tiene el propósito de impulsar el sector agropecuario y la construcción, acotó.

Díaz-Canel elogió que después de más de 70 años de fundada esta fábrica de vehículos no se mantiene estática, se renueva y su tecnología goza de prestigio en todo el mundo.

Esta es una oportunidad que hemos vivido aquí, entre los directivos y los trabajadores de la planta, de la cual guardaremos un gran recuerdo toda la vida, dijo tras firmar el libro de visitantes y agradecer las atenciones recibidas durante el recorrido.

En la jornada de este lunes, la delegación que encabeza Díaz-Canel rindió tributo a los 27 millones de soviéticos caídos en la Gran Guerra Patria (1941-1945) con ofrendas florales en el Monumento de la Victoria y en el Complejo Memorial Colina de la Gloria.