foto_ampliacion_isla_mayorGCasi mil 800 toneladas anuales de dióxido de carbono se dejarán de emitir a la atmósfera en la provincia de Camagüey, cuando comience a funcionar un nuevo parque solar fotovoltaico, instalado con cuatro mil 800 paneles, en las afueras de esta ciudad.

En el enclave, el segundo de su tipo en el territorio, ya se concluyó la construcción civil y el montaje de la tecnología, y se espera que en los próximos días se sincronice con el Sistema Electroenergético Nacional, al cual aportará 1,2 megawatt/hora (mW/h).

Yonis León Fonseca, especialista de la Empresa Desarrolladora de Fuentes Renovables de Energía, al frente de la instalación del parque, precisó a la ACN, que hasta 2030 se prevé en la provincia la puesta en marcha de otras 14 unidades para la conversión de la energía solar en electricidad.

Con esa cifra, y otras alternativas como la biomasa cañera y la energía eólica, Camagüey suscribe la intención del Gobierno cubano de cambiar la matriz energética del país en el referido año, cuando se aspira alcanzar un 24 % de la generación mediante fuentes renovables.

Según datos publicados por el portal digital Cubasí, actualmente la energía limpia apenas produce un 4 % del total de electricidad consumida en el archipiélago.

León, por su parte, añadió que además del beneficio medioambiental implícito en la reducción de la quema de combustibles fósiles, el nuevo parque solar favorece además el ahorro económico, pues en el año se dejarán de consumir en Camagüey unas mil 400 toneladas de diesel por ese concepto.

En Internet, la organización no gubernamental (ONG) CUBASOLAR referencia las principales líneas en las cuales trabaja el país caribeño, y el empleo de la luz solar ocupa uno de los primeros lugares, pues ese astro es capaz de aportar a la Tierra, en un día, la energía consumida en un año entero.

Los valores de radiación del sol que recibe Cuba son buenos cuando se comparan con otras naciones europeas,  donde esa alternativa tiene un alto nivel de aplicación, por ello se le considera una de las de mayores potencialidades, señala la web de esa ONG.

Dentro de los criterios a tener en cuenta para la ubicación de los parques fotovoltaicos en Cuba figuran el escaso valor agrícola del área escogida, su cercanía a zonas de alto consumo energético y la posición del sol para orientar los paneles.

Tomado de Radio Cadena Agramonte