Los púgiles Johannys Argilagos y Erislandy Savón aseguraron medallas de bronce que pueden cambiar de color en las próximas jornadas. Foto: Marcelino Vázquez

Los púgiles Johannys Argilagos y Erislandy Savón aseguraron medallas de bronce que pueden cambiar de color en las próximas jornadas. Foto: Marcelino Vázquez

RÍO DE JANEIRO.—Aunque con la eliminación temprana de Asley González ahora sí el judo empezó a deberle al medallero de los XXXI Juegos Olímpicos, hoy serán dos representantes de este deporte los que en la sexta fecha de competencia intentarán que Cuba aparezca en la lista de preseas. Lo mismo pretenden las tiradoras, Eglys de la Cruz y Dian­el­ys Pérez.

Yalennis Castillo, en los 78 kilogramos, y José Armenteros, en 100, son quienes en la sexta fecha de competencia van sobre el tatami y ninguno de los dos es favorito, pese a que la holguinera ya tiene una medalla de plata olímpica y Armenteros una de ese mismo metal, pero en el campeonato mundial del 2014.

He escuchado que Castillo es la judoca que mejor cayó en el sorteo. Sin embargo, en unos Juegos Olímpicos cuenta más lo que se es capaz de hacer que el propio itinerario a recorrer. Además, al igual que su compañero, no tiene ni siquiera una arrancada despejada. Su oponente será Marhinde Verkerk, ganadora en campeonatos mundiales de oro, plata y

Foto: Roberto Morejón, especial para Granma

bronce y sus 30 años ya le dan una gran ex­periencia competitiva. Armenteros chocará abriendo el sendero o cerrándosele, con el mon­gol Naidan Tüvshinbayar, actual campeón asiático.

En tanto Eglys, con más aval que su coequipera gracias a su bronce de Beijing 2008, estará en su prueba favorita, el fusil de tres posiciones, aunque a nuestro juicio sería una hazaña repetir la actuación de hace ocho años. Ya está en semifinales, pactadas para hoy si el tiempo lo permite, el remero Ángel Fournier y en la jornada saldrá a su tercer cotejo frente a Canadá, la invicta dupla cubana de Sergio González y Nivaldo Díaz, la cual ya tiene un puesto seguro en la fase de 16 binomios. Mientras, intentarán continuar el paso victorioso del pugilismo, los monarcas de hace cuatro años en Lon­dres, Robeysy Ramírez (56 kilogramos) y Roniel Iglesias (69).

Tomado de Granma.cu

Anuncios