60280-fotografia-m«Para que el mundo alcance todas las metas en educación necesita mucho de Cuba», expresó Katherine Müller-Marín, directora de la Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la Unesco, durante la presentación en La Habana del Informe de Seguimiento de la Educación en el mundo 2016.

La expresión se justifica si tomamos en cuenta que Cuba tiene vencidas las metas de Educación para Todos, mientras en el mundo de hoy 263 millones de niños, adolescentes y jóvenes están sin escolarizar.

El informe refiere que los niños de familias ricas tienen seis veces más probabilidades de recibir educación en la primera infancia que los niños pobres; mientras de cada cien jóvenes de origen adinerado que finalizan la primaria, lo hacen 36 de quienes proceden de entornos humildes.

Estas brechas solo serán salvables por la voluntad política de los Gobiernos. Katherine Müller-Marín afirmó que si se mantienen las tasas registradas hasta la fecha, de aquí a 2030 ni siquiera se conseguirá el objetivo de la Educación para Todos relativo a universalizar la terminación de los estudios de la educación primaria.

En contraste, casi el ciento por ciento de los niños cubanos reciben atención en edades tempranas, la enseñanza primaria y secundaria básica es obligatoria, y los altos índices de asistencia y retención superan el 99 por ciento.

Margarita McPherson Sayú, viceministra de Educación, argumentó que Cuba no se conforma con estos indicadores y garantiza la continuidad de estudios a quienes concluyen el noveno grado.

Silvia Navarro, directora del Instituto Central de Ciencias Pedagógica (ICCP), explicó que el sistema de educación cubano realiza en estos momentos su tercer proceso de perfeccionamiento, que tiene como objetivo elevar la calidad de la educación.

Rolando Forneiro, viceministro de Educación, puntualizó que el país tiene hoy 190 000 maestros frente a aula, de los cuales el 82 por ciento son graduados universitarios. Aunque tenemos 24 escuelas pedagógicas de nivel medio, donde se forman los maestros para la educación prescolar, especial y primaria, el país sigue apostando por que todos nuestros profesores sean licenciados, puntualizó.

El Viceministro expresó que más de 29 000 docentes en ejercicio matricularon en el Curso por Encuentro este año para alcanzar el título universitario, lo cual redundará en una mayor calidad de las clases, mientras más de 60 000 han alcanzado el grado científico de máster.

En el acto se encontraban otros importantes funcionarios de Educación, Anna Lucia D’Emilio, representante de Unicef, y directivos de organismos y organizaciones vinculados al quehacer educacional en nuestro país.

Tomado de Juventud Rebelde