f0068199El bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cu­ba no solo se mantiene totalmente, sino que se hace más duro por el recrudecimiento del carácter extraterritorial de las medidas. Así expresa la declaración de la Unión Na­cional de Juristas de Cuba (UNJC) de condena al cruel cerco del gobierno norteamericano a nuestro país, especialmente en el ámbito bancario, que ocasiona serias dificultades al desarrollo integral de la Isla.

El documento señala que los hechos de­muestran el creciente uso del arma financiera como herramienta de la política exterior de  Estados Unidos contra países que se contraponen a sus intereses e inclusive contra sus propios aliados.

La Unión Nacional de Juristas de Cuba ar­gumenta que los bloqueos son calificados co­mo actos de genocidio, en virtud de la Con­vención para la Prevención y la sanción del Delito de Genocidio de 1948, y en un acto de guerra económica, de conformidad de la De­claración relativa al derecho de la guerra ma­rítima adoptada en la Conferencia Naval de Londres de 1909.

Sin embargo, Cuba y Estados Unidos no están en guerra y jamás desde el territorio cubano se han organizado o ejecutado agresiones militares contra los EE.UU. ni se han fomentado actos de terrorismo contra el pueblo estadounidense, expresa la UNJC.

Y apunta: el bloqueo no solo transgrede los derechos humanos del pueblo cubano, sino el derecho soberano de todos los países del mundo a relacionarse con Cuba sin temor a ser castigados, igualmente esa medida violenta el derecho internacional, los propósitos y principios de la carta de las Naciones Uni­das y las normas de libre comercio.

La UNJC reiteró su agradecimiento a las asociaciones de colegas que en todo el mundo exi­gen el cese de dicha política ilegal, genocida y extratemporal que jamás impedirá que el pueblo cubano defienda su soberanía y su derecho a escoger libremente su futuro. (Tomado de Diario Granma)