img_20160928_082141Por Maykel Torres de la Rosa.

Con la convicción de que la juventud cubana seguirá adelante perfeccionando el socialismo  en pos del desarrollo local, defendiendo la Revolución y como fieles herederos de la estirpe mambisa, en esta tierra donde el mayor Ignacio Agramonte Loynaz señaló el camino de la independencia para los cubanos a través del histórico hecho de ¨La reunión de las Minas¨,  los estudiantes del preuniversitario  urbano Salvador Cisneros  Betancourt denunciaron el programa norteamericano de becas World Learning, cuya intención es formar líderes de opinión que sirvan a las patrañas imperialistas y con ello intentar socavar desde adentro nuestras conquistas.

Para los integrantes de la FEEM en Minas, nuestra  Revolución fue forjada a fuerza de coraje y sacrificio y puntualizaron que la mantendrán a toda costa porque sus cimientos son firmes y genuinos.

Una vez más los jóvenes en el municipio de Minas  protestan contra los programas subversivos llevados a cabo por el gobierno norteamericano para cambiar la mentalidad de las nuevas generaciones y patentizaron su convicción de defender a esta isla y mantener su integridad, libertad y soberanía.

Cuba es un  país que asegura y preserva la vida de sus niños y le garantiza una educación gratuita, no como  varias escuelas norteamericanas, que en sus centros la violencia es extrema con varias manifestaciones de tiroteos, muchos se encuentran pululando por las calles, drogados, hambrientos, moribundos, acosados por el sexo, que hipocresía. En Cuba, al contrario,  se educa en los valores,  se les enseña a amar a sus héroes, pues la mejor arma para defender la Revolución es y seguirá siendo la unidad.

Como dato de interés la organización «sin fines de lucro» World Learning —con el objetivo aparente de «em­poderar a las personas y fortalecer las instituciones»— realizó en los meses estivales el Programa de Verano para Jóvenes Cubanos, destinado en lo fundamental a educandos de la enseñanza media, cuya agenda incluía la elaboración de un proyecto de acciones para implementar en Cuba, bajo la supervisión de los patrocinadores.

Con financiamiento recibido por distintas instancias del Departamento de Estado de Es­tados Unidos, incluyendo la Usaid, World Learning se suma a otros intentos de subversión en la Mayor de las Antillas, como el programa secreto Zunzuneo, mejor conocido como el Twitter cubano.

El proyecto está amparado en la sección 109 de la Ley Helms-Burton de 1996, que sostiene la utilización de cifras millonarias para la subversión ideológica en Cuba.

img_20160928_081458img_20160928_082437img_20160928_080425

Anuncios