1-1moringa_oleiferaPor Maykel Torres de la Rosa.

Campesinos pertenecientes a la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños en el municipio de Minas,  ejecutan un programa de siembra de posturas para la creación en sus respectivas unidades de cortinas rompevientos para mitigar los daños de los huracanes sobre la agricultura, este programa se encuentra inejecución desde hace 3 años.

En respuesta el lineamiento 133 la ejecución de ese proyecto favorece  el enfrentamiento  al cambio climático  y la sostenibilidad en pos del desarrollo del país.

Jorge Villar Robinson presidente de la Asociación de Agricultores Pequeños (ANAP) en el territorio puntualizó que esas barreras reportan grandes ventajas en el cuidado de los cultivos de ciclos cortos y vegetales, protegen al suelo de la erosión eólica, modifican el microclima del área sembrada al aumentar la humedad del aire y del terreno, lo que redunda en un mayor acopio de alimentos para la canasta básica.

En el territorio el uso de esas murallas vivas ha permitido disminuir el ataque de algunas plagas, se logra el equilibrio biológico en áreas vecinas de cultivos agrícolas, aumenta  el contenido de materia orgánica y mejoran los niveles de nutrientes en la tierra.

En el municipio de Minas más de 20 unidades productoras ejecutan la creación de cortinas rompevientos  con el objetivo de recuperar  ese sistema agrotecnológico, a partir de la idea del Comandante en Jefe Fidel Castro, cuando en  el año 1967 sugirió crear un medio de defensa natural para minimizar el impacto de los ciclones y reducir los daños de los vientos, además de contribuir a la reforestación de la zona y ser parte de la agroecología por su impacto positivo a la tierra.