img_20161023_101815 Por Maykel Torres de la Rosa

Integrantes de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) en el municipio de Minas efectuaron una tribuna de reafirmación revolucionaria  en el parque Maria Soris para condenar el Bloqueo Económico Comercial y Financiero catalogándolo como una política fracasada, y que es un acto de violación del derecho internacional.

Agueda Loyola  Pérez  puntualizo en el encuentro que el pueblo cubano supo defender su derecho inalienable a escoger su propio sistema político, económico, social y cultural, y ninguna medida injerencista de los Estados Unidos podrá opacar la luz que emana del sistema socialista creado en la isla con todos y para el bien de todos.

Elenia Días  Hernández  psicóloga en el territorio refirió que la reanudación de las relaciones entrel La Habana y Washington es un paso esencial, pero no suficiente porque sigue el bloqueo, la persecución a los bancos abiertos para transacciones económicas y financieras y se sigue hostigando a Cuba en sus transacciones a nivel internacional. Por lo que se hace necesario acabar con esa medida  inhumana, pues los cubanos tenemos derecho a desarrollarnos.

Yamilka Sanz miembro del secretariado municipal del FMC expreso que esa genocida política afecta todos los sectores económicos y sociales de Cuba, provocando carencias y dificultades, en un vano intento de doblegar la voluntad de los cubanos y que ese cerco es rechazado categóricamente en el mundo y de manera creciente en el propio país norteño, representa un oprobioso acto unilateral de fuerza violatorio de los derechos humanos.

Cuba,  ha sufrido por más de 55 años un bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el águila imperial, el daño económico ocasionado durante casi seis décadas de aplicación asciende a 753 mil 688 millones de dólares, teniendo en cuenta la depreciación del dólar frente al oro.

Miles de voces se alzan en el municipio de Minas exigiendo  el fin del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba,  en actos que se realizan simultáneamente en plazas públicas, parques y centros laborales, días antes de la presentación en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, de la resolución cubana que pide la condena a la criminal  política norteamericana.

En esta tierra de estirpe mambisa protagonista de la primera acción de guerra de los camagüeyanos en el Combate de Bonilla en 1868, se juntan  nuestras voces al resto de voces a nivel internacional, para exigir el fin de bloqueo y refirmar nuestro empeño de construir  una patria socialista.

Como dato de interés desde el año 1992 la Asamblea General de Naciones Unidas ha aprobado los proyectos de resolución de condena al bloqueo, votación que en los últimos años ha sido casi absoluta, dejando aislado al gobierno de Estados Unidos en su actuar genocida.

En el proyecto de resolución 70/5 del presente año,  titulado Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba se explica además los efectos negativos de esa política en el pueblo cubano, como parte de su vigencia.

El documento contiene una parte triangular donde se ex­plica detalladamente el contenido del bloqueo y otra con una dispositiva pequeña que incluye una nota del Secretario General de la ONU con información de Cuba y de 160 países y 32 organizaciones internacionales sobre el tema.