descarga_x2x-jpg_1718483347Trabajadores de la construcción de una escuela en el sur de China excavaron una roca madre y desenterraron un nueva especie de dinosaurio con plumas que vivió unos 66 a 72 años antes del impacto del meteorito en la Tierra.

El fósil se suma a la comprensión de la evolución de los dinosaurios en la víspera de la destrucción, indicó el paleontólogo Steve Brusatte de la Universidad de Edimburgo de Escocia, en la revista Scientific Reports

El hecho de que el fósil fue encontrado en la roca formada a partir de barro y el esqueleto está en condiciones prístinas sugiere que el dinosaurio quedó atascado en el barro, trató de liberarse, pero murió y fue enterrado, dijo Brusatte. De allí surgió el apodo “Dragón de barro”.

“Su cuello está arqueado, con la cabeza dando la cara, sus brazos estirados a los lados. Es una postura extraña,” explicó el paleontólogo.

Los científicos describieron  a la nueva especie Limosus tongtianlong o “dragón fangoso en el camino al cielo”, una forma de explicar sus últimos momentos antes de la muerte: atascado en el barro con sus extremidades y la cabeza extendida.

La existencia de tantas especies oviraptorosaurs amontonados en una región de China ha dado a los científicos nuevos conocimientos sobre la época del ocaso de los dinosaurios, indicó National Geographic.