diabetes_logoCon la realización de caminatas y festivales educativos a nivel nacional, Cuba celebrará este lunes el Día Mundial de la Diabetes, informó Ileidis Iglesias, directora del Instituto Nacional de Endocrinología.

La especialista informó en conferencia de prensa que el venidero 14 de noviembre se desarrollarán actividades en todas las provincias del país, con sede central de las acciones en esta capital; y puntualizó que el lema de la jornada para Cuba es “Con los ojos puestos en la Diabetes”.

La campaña busca crear conciencia en la población mundial; en nuestro país estaremos enfocados en las acciones de prevención con la realización de pesquisas en plazas públicas para determinar factores de riesgo, el fomento de la orientación nutricional y consultas para tratar el pie diabético, detalló Iglesias.

Oscar Díaz, presidente de la Comisión Nacional Técnica Asesora de Diabetes, declaró por su parte que la campaña tiene como base el incremento de esa enfermedad crónica no transmisible a nivel global.

Por ejemplo, en 1980 el estimado de pacientes era de 108 millones, esa cifra aumento exponencialmente para situarse en el presente año en 415 millones, y para el 2040 se estima que la dolencia alcance los 642 millones de personas, explicó Díaz.

El también jefe del Grupo Nacional de Endocrinología alertó que, en Cuba, los factores de riesgo más importantes son el sedentarismo y la obesidad, con prevalencias de 6,1 % de casos conocidos y 4,2 de casos detectados, para un total de 10, 3 %.

Se trata de la octava causa de muerte en el país, con valores que estiman en 9,3 % los casos pre-diabéticos; las provincias con mayor incidencia son La Habana y Matanzas (occidente), mientras que Granma y Holguín (oriente) figuran con las tasas más bajas, añadió el especialista.

Por último, la doctora Teresa González, responsable del Centro Diurno del Centro de Atención al Diabético, apuntó que en la última década se ha duplicado el número de pacientes en la nación antillana, aunque el promedio de detección de la enfermedad se ha mantenido estable desde hace cinco años, con valores que oscilan sobre 20 por cada 100 mil habitantes.

Lo más importante para nosotros es instruir y educar a la población acerca de los factores de riesgo de la diabetes, y las acciones a realizar por los pacientes para de esa forma mejorar su calidad de vida, concluyó González. ( Tomado de PL)