11111Con la voluntad de perfeccionar la obra cotidiana, y en pos de una mayor integración social, los miembros de la filial camagüeyana de la Asociación de Limitados Físico-Motores (ACLIFIM), analizaron temas medulares para el funcionamiento de la organización.

Blas Anzardo Pupo, vicepresidente de la ACILFIM en Camagüey, reconoció la efectiva vinculación durante el actual año con el Instituto Nacional de Deporte, Educación física y Recreación (INDER), esfuerzo conjunto que promueve la calidad de vida de los afiliados.

El directivo informó además, acerca del programa de ayudas técnicas, que incluye útiles y otros accesorios necesarios para garantizar la atención a las personas discapacitadas en el territorio.

Entre las proyecciones de trabajo para el 2017 destaca el fortalecimiento de las organizaciones de bases en las comunidades, así como la eliminación de las barreras arquitectónicas en la ciudad de Camagüey, explicó Anzardo Pupo.

La invalidez  físico-motora constituye uno de los principales problemas que afectan a la humanidad. El Estado cubano garantiza la atención médica y superación gratuitas a esas personas. (Tomado de  Radio Cadena Agramonte)