logo-unarbolPor Maykel Torres de la Rosa

Los trabajadores forestales en el municipio de Minas en respuesta a los acuerdos emanados del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba, sus más de 20 afiliados laboran por plantar nuevas áreas, sustituir importaciones y diversificar los rubros exportables con mayor valor agregado.

En el territorio sobresale la siembra de árboles frutales y maderables para reducir la erosión de los suelos, conservar la biodiversidad y apoyar la seguridad alimentaria.  También en el gremio prevalecen actividades emulativas entre las que destacan, retos productivos entre sus asociados, labores de limpieza y embellecimiento y aplicación de técnicas de injertos en diferentes especies arbóreas.

El reto de los forestales mineños radica en continuar extendiendo el área boscosa, que hoy está por debajo de la media en la provincia, además en cada Consejo Populares existe un fuerte movimiento a través de los círculos de interés y aulas anexas para crear una conciencia laboral en las nuevas generaciones para la formación de técnicos e ingenieros forestales.

Según las evaluaciones realizadas por especialistas y el consejo de dirección de la Agricultura, Minas posee las condiciones, por la cantidad y calidad de las posturas en viveros, la preparación del suelo y la humedad de sus suelos, de concluir este año con una campaña de reforestación superior al pasado calendario