xjoaquin-web-jpg-pagespeed-ic-6wwwmo_3iiPioneros, maestros, miembros de la Asociación de Combatientes de la Revolución, y de otras organizaciones políticas y de masas se dieron cita en la plaza Joaquín de Agüero y Agüero de esta ciudad, para conmemorar el bicentenario del nacimiento de ese patriota, quien fue el primer cubano en darle la libertad a sus esclavos.

En 1842, junto a algunos vecinos, fundó una escuela pública gratuita en el poblado de Guáimaro, y el 4 de julio de 1851 se rebeló contra la metrópoli y junto a un numeroso grupo de conspiradores redactó un acta de independencia.

Luego de varias hazañas, fue capturado el 23 de julio, encerrado e incomunicado en el Cuartel de Caballería, hoy Museo Provincial Ignacio Agramonte, de Camagüey.

Tras ser llevado a un Consejo de Guerra, se decretó la pena de muerte para él y sus compañeros: Fernando de Zayas, Tomás Betancourt y Miguel Benavides. El 12 de agosto fueron fusilados.

Yanixi Carrazana Carballo, secretaria general del Comité del Partido Comunista de Cuba (PCC) en el distrito Joaquín de Agüero de la capital agramontina, habló este martes a los presentes acerca de la significación histórica de la plaza que fue escenario del fusilamiento de los referidos camagüeyanos y especialmente de quien le da nombre.

Para los pioneros, estos patriotas constituyen un ejemplo de valentía y rebeldía contra la injusticia y el yugo opresor.

En la conmemoración por el natalicio de Joaquín de Agüero y Agüero, en la plaza que lleva su nombre, se entregó a varios agramontinos el carnet que los acredita como militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas y del PCC. (Tomado de Radio Cadena Agramonte)