la-grabiela-35Por Leonardo González Lamas.

Todavía no había triunfado la Revolución y ya Fidel pensó en aquellos niños y niñas que no tenían derecho al estudio. En el triunfo revolucionario del primero de Enero de 1959, la luz se vislumbró en los infantes cubanos.

Han pasado muchos años desde esa victoria, pero ni siquiera los más chicos, a todo lo largo y ancho del país, olvidan la figura y la obra del líder histórico. Así lo demuestran estudiantes de La Grabiela, comunidad perteneciente al municipio Minas, quienes nos hablaron de la persona de Fidel de manera digna y con gratitud en sus pequeños corazones.

Este poblado tiene una historia muy peculiar. En los inicios de los años sesenta, el Comandante estuvo allí donde compartió con los habitantes, especialmente con los niños del lugar, con quienes jugó a la pelota. Al ver la situación precaria en que vivían, ordenó construir casas y la escuela que visitamos.

Aunque la figura de Fidel no está entre nosotros, hoy los pequeños pueden  disfrutar de la enseñanza, sin necesidad de hacer otras labores que no sea aprender en sus centros estudiantiles para ser hombres y mujeres dignos de un futuro mejor.

la-grabiela-26 la-grabiela-36 la-grabiela-33