neldaPor Leonardo González Lamas.

La historia mineña recoge en sus anales la visita realizada por el Comandante Fidel en el año 1960. Muchas personas lo vieron y guardan en su memoria este momento. Nelda Álvarez Basulto, mujer con  años de experiencia revolucionaria, nos cuenta su vivencia personal.

“Yo me estaba preparando para irme de vacaciones con mi familia para La Habana, cuando llegó un vecino y me dijo: Nelda, ¡es Fidel, Fidel…!  Pensé que le había pasado algo, pero supe rápidamente que estaba en el restaurante Las Brisas aquí en Minas. Corrí lo más que pude. El lugar estaba lleno, habían personas encima de los carros para verlo, allí comió. Recuerdo que Fidel botó su tabaco y una persona lo recogió y lo mantuvo por mucho tiempo como una reliquia”

La pérdida física del líder histórico de la Revolución le ha causado gran tristeza, pero mantiene la firme convicción de sus ideas y con sus ochenta años, está en pie para luchar por la patria:

“El pueblo ama a Fidel, debemos defender con nuestra sangre sus conquistas. Luchar, no importa la edad que tengamos, porque esto sí no podemos dejarlo perder jamás. El sacrificio de él no será en vano, VIVA FIDEL”

Cada rincón de Cuba está marcado por la presencia de Fidel. Los mineños recuerdan al autor del concepto Revolución, como ese líder que nunca morirá, y que sus ideales estarán presentes en todo cubano.

 

Anuncios