namibiaEl presidente de Namibia, Hage Geingob, afirmó que Cuba y Fidel Castro son muy queridos en su país, porque defendieron a su pueblo y “educaron a tres mil de nuestra gente cuando nadie más estaba dispuesto a apoyarnos”.
Geingob ofreció una entrevista a un medio británico a su regreso de La Habana donde el martes pasado asistió a las honras fúnebres al líder de la Revolución cubana, fallecido el 25 de noviembre.Las declaraciones, reseñadas en el periódico namibio New Era, dejan bien clara su admiración por Fidel y la gratitud por la contribución de la isla caribeña en el proceso de liberación en África austral.
Dijo que cuando los cubanos cumplieron su misión en el sur de África, “nunca nos pidieron nada” y refutó cierta tendencia a hablar de “dictadura” en determinada prensa, cuando “en todo caso, los dictadores son los que ayudaron al gobierno sudafricano del apartheid a amordazarnos”.
Recordó Geingob que “los británicos, los franceses y los estadounidenses compartieron cama con nuestros enemigos”, empeñados en asegurar que no tuviésemos libertades básicas, como la de la prensa.

Así que “no están en condiciones de hablar de los derechos humanos cuando apoyaron nuestra opresión. Cuba vino a nuestro rescate”, subrayó.

El presidente Geingob sugirió que es hipócrita la actuación de las naciones occidentales cuando tratan de culpar a Cuba o a Fidel de violación de los derechos humanos.

Fueron los países de Occidente los que “respaldaron al régimen represivo del apartheid sudafricano”, puntualizó el gobernante al insistir en que “el régimen de minoría cometió muchas atrocidades y abusos contra los derechos humanos, en su mayoría contra los negros”.
Citó como ejemplos de esas “violaciones flagrantes” las detenciones indefinidas sin juicio, los asesinatos extrajudiciales, las torturas y el negar a la mayoría negra el derecho al voto y la restricción de la libre circulación.
Los predecesores de Geingob en el cargo, Sam Nujoma y Hifikepunye Pohamba, igualmente estuvieron en Cuba para rendir su último respeto al hombre que ayudó a la Swapo, entonces un movimiento de liberación, al logro de la independencia de Namibia.

Otros líderes africanos como los presidentes de Sudáfrica, Jacob Zuma, y Robert Mugabe, de Zimbabwe, también asistieron a la multitudinaria despedida al líder cubano.

Tomado de CubaSi

Anuncios