img_20161227_103128Por Adolfina Portuondo Pérez.

Azotada por un ciclón, maltrecha y destruida por la falta de recursos para repararla, la vivienda de Manuela Hortensia Pérez del Toro, adulta mayor del municipio en Minas, un tiempo atrás insinuaba con derrumbarse de un soplido.

En cambio hoy la realidad es otra.  En la parte delantera, una nueva construcción se levanta poco a poco desde que el Consejo de la Administración Municipal de Minas  aprobara el Acuerdo que autorizaba el subsidio para que la anciana viviera en condiciones decorosas.

A la morada de esta mujer son mínimos los detalles que le faltan para la terminación, quien llena de emoción y con los ojos humedecidos por el llanto alegó a la prensa: “Doy gracias a la Revolución cubana, a Fidel que vive por siempre en el corazón de los cubanos. Por él tengo esta confortable casa y los artículos entregados a raíz de la Revolución Energética”.

Varias decenas de personas disfrutan de los beneficios que hoy ostenta Manuela, una mujer que se siente agradecida por la ayuda que se le ha brindado. A ella le asiste la certeza de que un mundo mejor sí es posible.

Anuncios