Por Marisol Acosta Pumariega.

Minas, 21 abr. – “La mejor decisión de mi vida…” así califica Relvis Rotillet Cabanes, el haberse formado al fulgor del proyecto de Trabajadores Sociales en el municipio Minas a la que le debe una de las experiencias más bonita de su corta existencia: estar entre los afortunados que guardan amenos recuerdos de su encuentro con el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías.

El joven fue protagonista en la misión de la Revolución Energética en el estado de Zulia, Venezuela donde se inauguraría un gaseoducto; esta experiencia le ha dejado huellas imborrables en su memoria.

El destino le tenía preparada un gran júbilo; conocer a Hugo Chávez: “pensé – explica Relvis – que por ser citado a una reunión con los demás compañeros, conocería al Comandante de lejos; en cambio para mi sorpresa, Chávez vino directamente hacia mí y me saludó con un estrechón de mano confundiéndome con un estudiante más venezolano pero además me explicaba que no me daba un abrazo por que estaba acatarrado. Fue entonces cuando me preguntó que de dónde era. En mi nerviosismo le respondí que era de Camagüey. Aquí fue donde me abrazó expresando que era de la tropa de Fidel.

Estando así abrazados los periodistas que allí se encontraban tomaron varias fotos y videos. Nunca antes había tenido la posibilidad de reconocer que ser cubano, marcaría para mí una diferencia tan regocijante”.

Emociones y orgullo se agolparon en su pecho, la satisfacción de abrazar un paradigma como Hugo Chávez fue inolvidable.

Relvis Rotillet Cabanes es uno de los tantos trabajadores sociales que formó nuestra Revolución. Cumplió misiones dentro y fuera del país para el beneficio de los más necesitados. Hoy asume otras responsabilidades, sin embargo esa profesión creo en él lazos tan fuertes que sus ideales siguen latentes en su andar cotidiano.

SAMSUNG DIGIMAX A503

SAMSUNG DIGIMAX A503

Anuncios