Muy en serio se han tomado los trabajadores y campesinos de las provincias de Camagüey y Ciego de Ävila el llamado que les hiciera, hace pronto tres años, el líder histórico de la Revolución Fidel Castro Ruz de convertir a la tierra de Ignacio Agramonte en un modelo de la nueva Cuba por su desarrollo agrícola e industrial.

En Camagüey su convocatoria constituyó fuente motivadora para enfrentar un ambicioso programa dirigido a recuperar el potencial ganadero de la provincia y, de manera simultánea, desmontar de marabú y alistar miles de hectáreas de tierra para fomentar el cultivo de viandas, granos, hortalizas y frutas.

La ejecución de tales proyectos fue verificada por José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Partido, en amplio recorrido por nueve de los 13 municipios camagüeyanos, que incluyó el intercambio con directivos, trabajadores y campesinos de una veintena de unidades.

«Hay que consolidar lo logrado, aprovechar al máximo la tierra cultivable, sobre todo las áreas bajo riego, y seguir avanzando, nunca retroceder en nada», reiteró en cada lugar visitado, al constatar la cantidad y calidad de los cultivos revitalizados en zonas otrora altamente productivas.

Acompañado por Jorge Luis Tapia Fonseca, primer secretario del Partido en la provincia, e Isabel González Cárdenas, presidenta del Gobierno a esa instancia, Machado Ventura insistió en la necesidad de hacer un empleo inteligente del recurso tierra, a partir de la rotación oportuna y el intercalado de los cultivos.

El también vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros apreció el rescate del valor de uso de extensos arrozales al sur del municipio de Florida y las perspectivas de mejoramiento tecnológico del molino-secadero Libertad, donde debe procesarse todo el grano que se coseche en la zona.

Tras visitar áreas de la Empresa Genética Rescate de Sanguily, un cebadero de toros y granjas de cría de aves y conejos, el dirigente reconoció cómo se buscan alternativas para eliminar el consumo de pienso importado.

En su recorrido por la provincia, que incluyó también la recién remozada fábrica de quesos La Vaquita, Machado Ventura comentó que el crecimiento en el sector agropecuario debe estar respaldado por una mejoría en las industrias cárnicas, lácteas y de conservas, y el despliegue de pequeñas fábricas procesadoras en los principales polos productivos.

ADQUISICIÓN DE NUEVO EQUIPAMIENTO OBLIGA A REVERTIR PRODUCCIÓN AGRÍCOLA EN EL PAÍS

El sector de la agricultura de Ciego de Ávila tiene que revertir los volúmenes productivos y los rendimientos con la entrada en funcionamiento de nuevos equipos adquiridos por el país, dijo José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, a su paso por la empresa La Cuba, mayor productora de cultivos varios de la nación.

Aseguró que hoy muchas entidades de esa rama disponen de modernos equipos para labrar la tierra y hacerla producir, y en ese contexto citó a La Cuba como uno de los buenos ejemplos en el empleo de la maquinaria, con elevados coeficientes de explotación.

En el taller de la zona de desarrollo Tres Marías, Carlos Blanco Sánchez, director de la entidad, explicó al dirigente político algunas características de los tractores de baja, mediana y alta potencia, y de las sembradoras y fumigadoras, algunas en fase de pruebas.

Machado Ventura recorrió áreas dedicadas al cultivo del plátano y se interesó por el uso eficiente del agua subterránea, y la manera en que pueden mantener las producciones, que llegan a más de la mitad de las provincias cubanas y a 254 instalaciones del sector del turismo.

En compañía de Félix Duarte Ortega, miembro del Comité Central del Partido, y primer secretario en la provincia, y de Raúl Pérez Carmenate, presidente del Gobierno a igual instancia, también observó el desarrollo de nuevas áreas citrícolas de la empresa agroindustrial Ceballos, imbuida en un exigente programa de recuperación, que ya se extiende a unas 750 hectáreas de naranja, limón y toronja.

Tomado de Granma

Anuncios