Por Jose Miguel Arredondo Puentes

Foto:Familia López Chávez de Armas Díaz

Minas, 2  ago.- En toda Cuba festejamos con mucho regocijo la semana de la Lactancia Materna. La leche proveniente de la madre es el alimento más adecuado para las necesidades del bebé, por encima de cualquier complemento de leche artificial. ¿Por qué es tan especial?

La especialista en primer grado en pediatría, María del Carmen Román Martínez explica que “La lactancia materna tiene muchos beneficios para la salud de la madre y el niño. Este alimento contiene todos los nutrientes que el niño necesita durante los seis primeros meses de vida, protege contra la diarrea y las enfermedades comunes de la infancia como la neumonía. También puede tener beneficios a largo plazo para la salud de ambos, entre ellas la reducción del riesgo de sobrepeso y obesidad en la infancia y la adolescencia”.

La lactancia materna es la forma más adecuada y natural de proporcionar aporte nutricional, inmunológico y emocional al bebé, sin olvidar que le permitirá crear fuertes lazos afectivos con la madre.

Grettel de Armas Díaz, vecina de la calle Arango número 62 en el municipio Minas, manifiesta su alegría al contarnos su experiencia con Nelly López de Armas, su tercer bebé.

Para ella no resultó tan difícil desprenderse de la idea de quedarse sólo con dos niños, nos comenta. El apoyo incondicional del padre es también  de vital importancia para que el bebé logre una lactancia saludable.

A su lado y con la pequeña en brazos estaba su esposo, Freddy López Chávez, quien asegura, apoyarla y cuidarla en todas las tareas del hogar. Cuando se logra un complemento familiar, dejando atrás el machismo enraizado en nuestra sociedad, donde todos cooperan, o se vinculan criterios que estimule el estado de ánimo de la madre, mejora el proceso de lactancia del bebé y se logra un binomio perfecto capaz de confrontar cualquier situación que se presente.

La aparición de una nueva criatura en la familia requiere del esfuerzo de todos, juntos en casa podemos lograr que el infante se sienta bienvenido, seguro; feliz. Y en su buena alimentación en la primera etapa de vida está la clave para lograrlo.

Anuncios