Minas, 10 may.- Como protagonistas de la batalla colosal contra el nuevo coronavirus figuran los trabajadores de la Oficina de Correos de Cuba ubicada en el Consejo Popular de Lugareño que se mantienen activos durante la contingencia sanitaria.

En la entidad a partir de las medidas implementadas por el país para evitar las aglomeraciones, se han incrementado los pagos y cobros a domicilio por parte de los carteros, dígase de la electricidad, los giros, las chequeras, el teléfono, y según informa Solangel Pacheco Pérez, admnistradora de la institución, se ha elevado considerablemente la liquidación de transfermóvil que antes era ínfimo.

No obstante, se mantienen otras prestaciones como la venta de libretas, almanaques de bolsillo y buró, libros de colorear, sobres, tarjetas Nauta.

Además, en vísperas del Día de las Madres se intencionó la propuesta de postales al precio de 1,75 pesos, siempre con la aplicación de las estrategias sanitarias diseñadas como el uso del nasobuco y la disposición para el lavado de las manos a la entrada del centro, acciones que demuestran el compromiso de quienes laboran en la Oficina de Correos en Lugareño ante a la pandemia que enfrenta la nación.